Additionally, paste this code immediately after the opening tag:

Grecia y sus Islas: Elige tu propia aventura!

Kalimera! (en Griego, buen día). Hac

LADY VUELOs

Kalimera! (en Griego, buen día). Hace mucho tiempo tenías ganas de visitar algún destino relativamente exótico, con una buena mezcla que saciara por partes iguales tu necesidad de relax y tus intereses culturales. Tenías varios en mente, hasta que viste una publicación increíblemente seductora de la emperatriz del vuelo tobara, Lady Vuelos. Clickeaste sin dudarlo, y ahora te encontrás arribando a Atenas, ciudad histórica si las hay, con los ojos brillando de ilusión. Dejaste tus cosas donde te alojás y , como te queda un tiempo antes de que anochezca y vas a estar en Atenas sólo esa tarde y un día más como te recomendó un amigo, decidís emprender una caminata hacia el Acrópolis en las últimas horas de sol. Pasa a la parte 1. 

PARTE 1 – ATENAS

Caminas unas cuadras bajo un calor que ciertamente se deja sentir y, guiándote por un mapa que te dio una recepcionista sumamente agradable llamada Dimitra, empezás a subir por las calles del barrio de Plaka y notás calles de adoquines blancos, vendedores de todo tipo de cosas y negocios con productos griegos de todo tipo, donde escudos, vasijas y soldados de bronce se dejan notar. No tenés tiempo ahora, que está cayendo el sol; tu amigo te recomendó que fueras a un punto del Acrópolis que es perfecto para ir en ese momento. Continuás por las pintorescas calles de Plaka hasta que ahí lo ves. El mítico monte Acrópolis, con las paredes que circundan la estructura del Partenón. Ya empezás a sentir que tu largo viaje valió muchísimo la pena.

Resultado de imagen para plaka

Apurás el paso, y ya divisás la amplia calle peatonal que circunda el monte entero, con varios artistas callejeros de todo tipo.

Resultado de imagen para acropolis walkway

Es una caminata larga pero increíblemente disfrutable. Ves a un costado el museo del Acrópolis, que ya está cerrado y que vas a visitar mañana. Seguís subiendo paulatinamente hasta que llegás a unas escaleras amplias de piedras y decidís cortar camino. Una vez llegado a un amesetamiento empezás a ver el Partenón iluminado, y ves unas escaleras verdes que tu amigo te había descripto. Las subís, y luego mirás a tu derecha y ves esto:

Resultado de imagen para parthenon acropolis

Esta estructura milenaria te hace reflexionar un poco acerca de las bases para la vida en sociedad que se habrán fijado en este sitio y alrededores, muchas que siguen vigentes hasta hoy. Disfrutás también de la vista 360° de todo Atenas de noche.

Al día siguiente, conocés de día y con tiempo el Partenón y el Teatro de Dionisos, en el que hoy se siguen presentando obras y música. Visitás también el museo del Acrópolis en que existen todo tipo de reliquias de gran valor cultural, histórico y antropológico.

Considerás que ya viste suficiente de Grecia continental y decidís emprender esa tarde, para escapar del calor y las masas de turistas, hacia las islas griegas. En base a recomendaciones, y artículos que leíste hace unos días, estás considerando 2 islas para comenzar tu escape de Grecia Continental: Zakynthos y Mykonos. Zakynthos, del lado del mar Jónico, te ofrece playas como nunca viste antes, y un encuentro más cercano sobre la naturaleza, sumada a la tranquilidad de no ser tan turística. Mykonos, sin duda una de las más populares, ofrece más alternativas para la juventud, una eternidad de casas radiantemente blancas y una vida más intensa.

Es momento de decidir; Zakynthos es más lejos por lo que te tendrás que tomar un avión de 1 hora, que es más caro. Mykonos es accesible por ferry, que siempre es más barato.

Si comprás el avión a Zakynthos, pasá a la parte 2. Si elegís ir al histórico puerto del Pireo, y tomarte el ferry a Mykonos, pasá a la parte 3.

PARTE 2
ZAKYNTHOS – LA ISLA DE LAS MEJORES PLAYAS

Zakynthos, o Zante, es una isla ubicada en el mar Jónico, es decir, el mar al oeste de Grecia, que la comunica con Italia. La evidencia de su cercanía con Italia es visible en toda su extensión, desde los carteles, los nombres de distintas cosas, la comida, además de ser el 2do idioma de la Isla. Hacés noche en una villa y decidís no perder el tiempo y salir a la mañana a recorrer la isla. Decidís que por las distancias es mejor alquilar un auto. Te dirigís hacia Laganas Beach a la mañana y te encontrás con un parque nacional famoso por ser el principal lugar de anidamiento de las tortugas Caretta Caretta, la especie de tortuga marina más grande del mundo. Existen leyes que las protegen a lo largo de toda la isla, por ende es importante asesorarse acerca de la mejor manera de conocerlas.

Pasas el día en Laganas en la playa, después de todo, viniste a relajarte. A la tarde volvés a tu alojamiento y buscás un restaurant donde comer un buen moussaka, el pastel de papas griego.

Resultado de imagen para moussaka

Al otro día estás para ir a lo que lo que viniste a buscar. Las fascinantes playas jónicas.

Tras un breve tiempo al volante, disfrutando del paisaje del mar jónico te encontrás con un cartel a Shipwreck Beach (playa del naufragio). Parás el auto, y averiguas cómo acceder a ella porque a tu alrededor sólo ves acantilados. Un vendedor de aceite de oliva local te cuenta que la playa debe ser vista de dos maneras: como espectador desde la tribuna (del acantilado que te señala con el dedo)  y tomándote un barco hacia ella para verla desde el escenario.

Shipwreck Beach es una de las playas mas increíbles de Europa, y te das cuenta que de mito no tiene nada. No te alcanza con verla desde arriba y entonces te tomás a unos kilómetros un barco que pilotea un capitán, Giorgios, y su hijo. En el viaje a la la playa ves este tipo de paisajes.

El mar es de un azul claro hipnotizante y la arena está formada no por granos sino pequeñas piedritas redondas de un color radiantemente blanco que contrastan con el agua y le dan ese tono.

Resultado de imagen para shipwreck beach zakynthos

Le preguntás a Giorgios sobre la razón del nombre, y el te cuenta que hace unos 60 años un barco de contrabandistas naufragó al ser arrastrado por la corriente hasta la playa. Cuando llegás, bajás del barco que quedará anclado hasta la hora de volver, y ahí lo ves, como una gran ballena de hierro encallada.

Resultado de imagen para shipwreck beach ship

Pasás toda la tarde metíendote al mar, de una temperatura idónea y de un azul que no es simple de enfatizar con justicia. Giorgios te cuenta de que a su criterio hay sólo una isla que le compara para lo que es playa: Koufonisia. Anotás el nombre, que nunca habías escuchado. Tu vuelo vuelve a Atenas al otro día, que te tomás para recorrer más lugares de tu interés. Una vez llegado a Atenas, tenés una nueva duda: te quedan 5 días en Grecia y podés visitar Mykonos, o pasarla por alto e ir directamente a Santorini, una isla muy famosa por su procedencia volcánica y sus atardeceres mágicos, más tranquila y relajante que la primera.

Si tomás un ferry a Mykonos, pasá a la parte 3. Si tomás un ferry a Santorini, pasá a la parte 4.

PARTE 3
MYKONOS – LA ISLA MÁS VIBRANTE

Mykonos es la Ibiza del mar Egeo. Sus playas Paradise y Super Paradise son polos magnéticos de jóvenes en búsqueda implacable de joda. Esto no significa que Mykonos sea un gran boliche flotante; existen alternativas para toda la familia. Un lugar recomendable para parar es Platis Gialos:

Platis Gialos

Un punto estratégico de Mykonos que decidís hacer tu punto de anclaje. Pasás la mañana en la playa y te maravillás de las cosas que ves: gente joven por todos lados, yates invaluables anclados a 200m de la costa, autos y motos pasando por callecitas retorcidas que entraman una masa de casas blanquísimas. Recorrés algunas playas y admirás la vida isleña de temporada. A la tarde vas a visitar restaurants donde probás otras especialidades griegas como la ensalada griega y el gyros.

Resultado de imagen para greek salad

Queso Feta, tomates, aceitunas, cebolla, lechuga y pepino. Liviana y ganadora.

 

Al día siguiente, vas a recorrer las playas del norte, alejadas pero tranquilas, como Agios Stefanos. Antes del atardecer pasás por Chora y ves los molinos al atardecer.

Resultado de imagen para mykonos windmills sunset

Cumpliste tu estadía en esta isla. Al otro día tenés la opción de seguir a Santorini, o visitar alguna isla más alternativa, como Koufonisia, la que te recomendó el capitán de la que poco sabés, pero al mismo tiempo es un consejo de un local que parecía muy confiable.

Si elegís Santorini, una opción mas segura, como última isla de tu recorrido, pasa a la parte 4. Si elegís Koufonisia, un destino más alternativo y no tan popular, pasá a la parte 5.

PARTE 4 – SANTORINI, LA ISLA DEL ATARDECER

santorini-mejor-zona-para-alojarse-en-santorini.jpg (1200×600)

Tan increíble es este que todos salen a ver la puesta del sol cada día como si fuera un espectáculo imperdible (de hecho, lo es). Alquilás una casita cavada en la gran piedra volcánica de la ciudad principal. Santorini se originó luego de una enorme erupción hace miles de años cuya onda expansiva llegó hasta Creta, varios kilómetros más al sur.

Notás que las playas no son de arena en este lugar; toda la costa es de piedra. Bajas una larga escalinata, en la que se ven los famosos burros griegos subiendo y bajando, hasta que llegás cerca del mar en una hilera de restaurants. Caminás largo y tendido por las piedras, siguiendo indicaciones, hasta que llegás a una gran playa de piedra donde pasás la tarde con un picnic que te armaste antes de salir.

Resultado de imagen para santorini jump rock

Cuando todavía queda una hora para el atardecer subís de nuevo las escaleras para ver la puesta de sol desde el balconcito de la casa que alquilaste con un vino local. Esto es lo que ves:

Resultado de imagen para santorini sunset

No te habían mentido. Es tan bueno como te contaron. Y el vino es de primer nivel, porque es una variedad especial que crece sólo en la isla por la abundancia de cenizas en el suelo. Visitas algunas iglesias ortodoxas, un denominador común en toda la isla, y te paseás por las callecitas y escalinatas. Descubrís una joya oculta: La librería Atlantis, con una oferta excepcional de libros en varios idiomas que un estadounidense que advirtió que no había librerías en Santorini decidió abrir. Te comprás un libro sobre las islas griegas y sus particularidades, porque a esta altura el tema ya te tiene un poco obsesionado.

Resultado de imagen para atlantis bookshop santorini

Te quedás tu último día en Santorini porque decidiste que todo esto lo querés volver a disfrutar un día más.

Pasá a la parte 6.

PARTE 5  – KOUFONISIA, LA ISLA DE LA PAZ

Koufonisia es una pequeña isla situada al lado de Naxos, una de las islas más grandes del archipiélago. Un turista alemán que frecuenta las islas te cuenta, en el ferry, que está habitada por menos de 600 personas principalmente dedicadas a la pesca, y es un lugar donde se puede disfrutar de la más absoluta tranquilidad dejando que tu única distracción sean las aguas del Egeo y el sol. Agrega que es una isla que mantiene firme sus tradiciones, y toda la edificación respeta un código que se mantiene hace varios años. Es un destino atractivo por su novedad y su bajo costo. Tenés una noche y un día para quedarte ahí que decidís aprovechar al máximo. Empezás, como es habitual en tu viaje, sumergiéndote en el agua que te viene deslumbrando desde que llegaste en el ferry. La claridad que tiene es sencillamente increíble, por lo que agradecés haber confiado en el capitán.

Como bien sabías, Koufonisia es una isla de pescadores, por lo que varios de los mejores platos de pescado de Grecia los vas encontrar en sus restaurants.

La isla está dividida en 2. Vos caés, como todos, en Ano Koufonisi. La isla solía ser prácticamente ignorada por turistas hasta que aquellos que buscaban destinos menos concurridos descubrieron esta joya de las Cíclades. Notás, sin embargo, que a pesar de su creciente popularidad la isla mantiene un notable bajo perfil, que contrasta mucho con otras islas griegas que visitaste en el viaje. A la tarde te tomás un rápido bote a Kato Koufonisi, su gemela, y recorrés sus dramáticos acantilados.

Pasá a la parte 6.

Resultado de imagen para kato koufonissi cliffs

PARTE 6: VUELTA A ATENAS.

Terminó tu viaje de 1 semana y, si bien te sentís realizado como explorador de estas islas, sabés por comentarios  y lecturas que hay mucho más por conocer, como Creta, Corfu, Lesbos, Karpathos y Skopelos, entre otras, por lo que tenés grandes razones para volver a Grecia.

Ha sido un placer acompañarte en este recorrido, que decidiste por tu cuenta.

Por muchos más viajes buenos, bonitos y baratos!

Besos, Lady.